Usa suavizante si deseas que tu salud o el medio ambiente se vaya al traste.

Existe decisiones en la vida en las que hay que dejarse llevar por lo esencial e importante.

Se vive en una sociedad en que lo primordial es oler bien con fragancias artificiales, cuando con un mínimo de higiene el problema de apestar como un guarro estaría solucionado, pero es socorrido para muchos camuflar un olor con otro.

Error! el resultado apestoso que se huele por ahí es un desastre.

En la cabeza de todos está el medio ambiente y salvarlo, qué odisea, como se va a salvar si nadie es capaz de eliminar ni la cosa más mínima que puede hacer para minimizar la agonía de éste mundo cruel, por ejemplo voy a mentar el suavizante de la ropa, ya estoy muy pesa con el ambientador, ese que huele a flores de pacotilla y es tan mortífero como el tabaco de la cajetilla.

El suavizante es un residuo tóxico que termina sobre la piel, acabando dentro del organismo con el mero hecho de olerlo.

Posee muchos componentes perjudiciales para las personas, animales, para el medio ambiente en general, existe mucha información, quien esté interesado que comience a buscar y a darle clic al ratón.

Comentaré que en muchos sitios omiten que contiene mercurio, ni que decir tiene lo peligroso que es, lo retiran de los termómetros y sin embargo deja que lo tengamos sobre la piel disfrazado de suavidad y buen olor.

Ese mercurio que absorbes con placer, puede ser responsable entre muchísimas enfermedades y achaques que nadie se lo asocia a él, a que estés calvo o una alopecia te lleve de cabeza tanto seas hombre como mujer fuera parte de genética, el mercurio también altera hormonas, intoxica el organismo y obliga al cabello desprenderse de su folículo piloso, aunque la perdida de pelo es lo mas leve que te puede pasar.

Que manía de suavidad y después se gastan el dinero en productos exfoliantes con lo bien que elimina las células muertas una buena toalla rasposa al secarse.

Hace años hablé del suavizante en mi libro Te Matan Y No Te Enteras… si ya sé, yo solo vengo para hablar de mi libro, así que no es algo nuevo.

Hay que eliminar tóxicos que están al alcance de la mano y ni tan siquiera eso se hace.