Te puede pasar

Te matan y no te enteras

Activar al sistema inmunitario, que se espabile.

Los consejos son esos detalles que se dan a conocer porque una se siente bien al compartir algo que resultado dé.

Ya que te cuestionen, lo lleven a cabo, que lo sigan, queda en manos de quienes lo reciban, pero el bienestar que se queda en el cuerpo cuando das a conocer algo, que es un escalón más para una dicha total, y que otra  persona lo pueda aprovechar es como tocar el cielo con la punta del dedo más pequeño.

Consejos como usar una tela o toalla blanca de algodón 100%, colocar en ella un filtro de carbón activado, que proviene activando la corteza del coco, que filtra químicos, tóxicos del aire,  y fabricar con ello una mascarilla ecológica para ayudar a alguien con sensibilidad química múltiple, es algo que no cuesta nada compartir.

Me llamo Maria Mayoral Tamayo y podría haber estado en el anonimato, pero las dichas hay que compartirlas para que otras personas las vivan, compartir las penas es sumergir a los demás en tu mundo de tristeza, mil veces que todos rían a que lloren con tu desdicha.

Quien no siga de qué va mi historia realizaré un resumen que podrás leer a cualquier hora.

Un día comencé a padecer enfermedades a cual más dispares y extrañas.

Entre ellas, todas agobiantes, existe una que te deja inviable en este mundo químicamente tóxico venenoso con porquerías abundantes, desarrollé una severa sensibilidad química múltiple aplastante.

Tras penurias, médicos, diagnósticos, medicamentos, operaciones, imposibilidad para vivir normal o vivir en general.

Un día descubrir el detonante, lo explico en mi libro que escribí para ayudar, Te matan y no te enteras, no lo menciono para que lo compren, en librerías esta agotado.

Conclusión; mis enfermedades me las provocaban las amalgamas de mercurio de los empastes de unas muelas.

El mercurio me intoxicó abriendo la puerta a males cada cual peor.

Los eliminé en contra de todo criterio de médicos dentistas, sin protocolos ni directrices, si hacer caso a tantos peros con obstáculos, que si las muelas se rompen, pues que se rompan, que si tragas más veneno al extraer los empastes, más mercurio tragas si en la boca te dejas las amalgamas.

Con ayuda de productos quelantes mis males como vinieron se fueron.

Me quedé con una ligera sensibilidad química, una menudencia que no me complicaba la vida.

Después de experimentar últimamente algo en mí misma mismamente, quiero comentar ese algo que te deja al sistema inmunitario al 100%.

Algo tan sencillo como el aceite del árbol de té.

Al principio creí que no podría con su olor, pero solo fue al principio.

 

 

 

1 Comentario

  1. Tengo que probarlo, como se utiliza? Gracias por tus consejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

© 2020 Te puede pasar

Tema por Anders NorenArriba ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies